003.png


  • A. Distribución de energía en función de temperatura - La rapidez siempre es proporcional a la temperatura ya que la energía cinética es también proporcional a la temperatura y esto hace que aumente el número de choques entre partículas. Un aumento de 10 grados en temperatura puede aumentar la rapidez de las moléculas por un 20 a un 30% y esto se traduce a un aumento en la rapidez de reacción de un 200 a 300%. Además un aumento en temperatura aumenta la fracción de choques moleculares que son efectivos y este factor sobre pasa el aumento en el número total de choques por unidad de tiempo. Este comportamiento lo podemos explicar en términos de la teoría cinético y la distribución de la energía cinética (ver figura siguiente).

1..gif

A mayor temperatura, la curva de distribución está desplazada en la dirección de energías cinéticas mayores. Esto resulta en que el número de moléculas que tienen capacidad para reaccionar aumenta con un incremento en la temperatura y por lo tanto la rapidez de reacción aumenta.

B. La ecuación de Arrhenius -De acuerdo a la Teoria de las colisiones la rapidez de reacción es proporcional a la fracción de moléculas con energía igual o mayor que Ea y esta depende del valor de Ea y de la temperatura. Arrhenius sugiere que estos factores están relacionados a través de la ecuación:

2..gif

donde:

A es el factor de frecuencia de choques asociado a número de choques/segundo y al orientación de las moléculas.

e-Ea/RT fracción de moléculas con energías iguales o mayores a Ea.

Ea energía de activación

R constante de los gases ideales

    • Esta ecuación se utiliza para determinar la energía de activación usando la variación de la constante específica de rapidez (k) como función de temperatura. Usando solo dos temperaturas:


3.gif